Plenty of colorful vegetables on wooden background

Nuevas tendencias alimentarias que triunfan para 2017 ¿A cuál te apuntas?

Empezamos a despedir 2016 y a saludar 2017. Un hecho relevante en Chile en 2016 fue la implantación de la pionera regulación del etiquetado nutricional y de la publicidad de los alimentos. Sin duda es un hecho que marco el año y dónde ahora surgen preguntas ¿Hubo cambios en el consumidor? ¿Y en sus estilos de vida? ¿Y su cesta de la compra es la misma?. Algunas de estas preguntas tienen respuesta, gracias a los primeros estudios realizados por universidades y otras entidades. Así, parece ser que ha existido un cambio en los hábitos de compra, con aproximadamente un 30% de la población de estudio reconociendo que ha cambiado su manera de elegir productos, seleccionando productos con menos sellos e incluso cambiando de marcas, una disminución en la compra de azúcar y una gran venta de edulcorantes. Algunos de estos cambios en el comportamiento son esenciales para conocer donde innovar. Los recientes informes de las prestigiosas consultoras de mercado: Mintel e Innova Market Insights, muestran que el 2017 viene marcado por diferentes tendencias para la alimentación que resumiremos a continuación.

 

La primera tendencia, y que es creciente entre los consumidores, es la búsqueda de productos con tradición e historias reales, en formatos atractivos, y traducido también en productos naturales, sabores auténticos, étnicos y artesanos o realizados a mano, un ejemplo podrían ser las cervezas artesanales que se producen en Chile con berries nativos o recuperaciones del patrimonio alimentario chileno como muy bien han reflejado los libros monográficos de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura. Un reflejo de lo natural y étnico, es la gran biodiversidad alimentaria de Perú, ambos países pueden marcar diferencias con el desarrollo de esta tendencia a nivel Latinoamérica, y ayudando también a llevar un estilo de vida más saludable.

 

En 2017 se consolida el gran auge del (flexi)-vegetarianismo, y el veganismo, descrito por Mintel como “el poder de los vegetales”. En este sentido, del período 2010-11 al período 2015-16 el vegetarianismo ha aumentado en un 25% y el veganismo ha crecido un 257%. Todo ello propiciará un aumento de productos a base de vegetales, frutos secos o semillas, con el fin de tener una mayor salud. Así, el auge de las bebidas vegetales como la “falsa leche” creadas a partir de legumbres, almendras o nueces vendrá acompañado de nuevos formatos, con diseño vanguardista de vegetales listos para cocinar “ready to eat” o para un consumo “on the go”. En Chile existe una gran innovación a través de la Start-up The Not Company y el uso de inteligencia artificial, dando como resultado una “falsa leche” con ingredientes como almendras, arvejas, arroz y nueces entre otros.

 

Estas tendencias destacan algo que va marcar nuestro futuro y el del querido planeta tierra, y no es ni más ni menos, que el creciente interés del consumidor por alimentos que guarden un respeto por la sostenibilidad y la reducción de los desperdicios alimenticios, “residuo cero”. Según datos de la FAO, el “iceberg” de los desperdicios de alimentos es de 1,3 billones de toneladas. Así, la industria alimentaria está intentando aprovechar los descartes y subproductos de los alimentos mediante innovación, o surgen leyes pioneras como en Francia donde se prohíbe a los supermercados a desperdiciar comida. Todo ello nos hará empezar a ver fruta “real” con sus pequeños defectos o más “fea” en nuestros supermercados y productos sofisticados fruto de los descartes alimentarios.

 

Nuestro ritmo de vida frenético y “dominado” por el reloj, donde el tiempo escasea marca la tendencia, de la importancia del tiempo. Así, crecerán formas rápidas de disfrutar de alimentos frescos y nutritivos adaptados a las necesidades del consumidor y que satisfagan sus necesidades. Por el contrario, nace un nicho de productos con el claim de “lento”, “energía de liberación controlada”, “elaborado lentamente”, pero que se puedan consumir rápidamente.

 

Fruto del estudio del mercado, Mintel describe un nuevo consumidor en búsqueda de productos “nocturnos” que ayuden a las personas a relajarse y calmarse antes de acostarse. Será la oportunidad para un nuevo mercado de bebidas y alimentos funcionales con claim “sleep” o “relax” o alimentos que favorezcan también las digestiones. Personalmente, creo que ciertos compuestos bioactivos de plantas nativas de Chile y Perú podrían ser actores relevantes en la creación de nuevos alimentos para tomarlos antes de ir a la cama y ejerzan un efecto relajante.

 

Por último, el consumo de alimentos saludables se ha convertido en algunas ocasiones en la compra de productos “lujosos” y de ello se desprende la última tendencia que describe Mintel. Donde los supermercados y empresas, deben de realizar innovaciones en alimentación para fomentar la accesibilidad a un mayor número de consumidores, y para economías emergentes o más deprimidas.

 

Por otro lado, y de acuerdo al informe de Innova Market Insights, continuara la disminución de productos altos en azúcar, y por el contrario seguirá creciendo el concepto de etiqueta limpia o “clean label”, basada en ingredientes naturales. Relevante también será el uso de la proteína de plantas como las legumbres, para la creación de productos o reformulación de otros. En paralelo a ello, se ha trabajado en Latinoamérica en innovación mediante la creación de hamburguesas de lentejas, porotos, frijoles o bebidas lácteas, aunque existe un trabajo muy grande por realizar en legumbres nativas por ejemplo de Perú como la ñuña, zarandaja o tarwi. Otra tendencia descrita por Innova y que hace tiempo que tiene adeptos es la nutrición personalizada, donde se han desarrollado jugos, cereales y otros alimentos muy al gusto personal de cada consumidor.

 

Cabe destacar que son tendencias pero seguro que los consumidores apostarán por una u otra según el momento ¿A cuál te apuntas?.